La Mansión Winchester

Winchester House

Un clásico de las historias de terror y misterio es, sin duda, las casas encantadas o malditas. Seguramente ustedes puedan recordar el nombre de unas cuantas al leer estas primeras líneas. La temática es diversa, desde casas construidas en suelo sagrado, hasta encontrarnos asesinatos y ritos macabros que han marcado los venideros días de dicha construcción.

Esta historia, la historia de la Mansión Winchester, es una historia de amor, dolor, y locura, pero ante todo es historia. Hay que dirigirse pasando el frío Océano Atlántico hasta Estados Unidos, más concretamente a San José (California). Es en este lugar, donde, en 1881, comienza a fraguarse la macabra y maldita historia de la Mansión Winchester. La familia Winchester era una de las más famosas de Estados Unidos, como también del mundo entero. Su fama se debía al invento del famoso rifle Winchester. Rifle que había traído un cambio radical en los conflictos armados de la época, como también había traído a la familia una gran reputación y una elevada cantidad de dinero. Pero toda esta historia de ganancias y alegrías no duraría mucho, ya que se cernía sobre ellos lo que muchos investigadores han definido como la maldición de los Winchester.

El matrimonio de los Winchester, por aquel entonces, se componía de William Wirt Winchester, el padre, Sarah Winchester, la madre y una hija, Annie. Todo parecía ir perfectamente hasta que en 1866 la pequeña deFamilia Winchester los Winchester fallece. El ambiente familiar que se vive en esos momentos fue de un dolor intenso por su pérdida, pero no iba a ser lo único. Pronto, la familia Winchester volvería a ser azotada por el dolor. En 1881, William también encuentra la muerte, dejando a Sarah en una situación que nadie pudiera haberse imaginado años antes. Su marido y su amada hija habían muerto, dejándola sola, con un corazón roto por el dolor y con toda la fortuna de la familia. Una fortuna, que no traería más que mayor dolor en su vida.

La desesperación de Sarah en estos momentos es indescriptible. La depresión fue tal, que hasta estuvo en coma un tiempo. Todo lo que ella había planeado para ella y su familia, había quedado roto. La vida alegre, se había convertido en días viendo pasar las horas, esperando a que a ella también le llegue su momento para poder encontrarse con sus seres queridos. La casualidad hizo que esta tragedia familiar, pasara en los momentos en auge del espiritismo en Estados Unidos. Había cientos de personas, sobre todo en las clases altas de la sociedad, dispuesta a pagar por poder hablar con sus seres queridos, como también había otra gran cantidad de embaucadores dispuestos a recoger ese dinero y hacer fortuna con la desgracia de esta pobre gente. Esto fue lo que le pasaría por desgracia a Sarah, comenzando de este modo la Maldición de la familia Winchester.

Sarah pronto contacto con diversos médiums de la zona, para poder llegar a hablar con su pequeña Annie y su marido William. Anhelaba poder saber de ellos y poder quedarse tranquila sabiendo que estaban bien en la otra vida. Esta obsesión por saber de sus seres queridos atrajo a muchos estafadores, que viendo su caso y su dinero, vieron en ella un filón de oro por explotar. Uno de estos médium se hizo gran amigo de ella y pronto quiso interesarse de manera lucrativa y malvada por su triste historia. Le comentó a Sarah que todos los males acontecidos en su familia, venía de una oscura maldición realizada sobre su familia por crear los rifles Winchester. Los espíritus de las personas matadas por las balas de sus rifles, clamaban venganza y de ahí venía todo su mal. Sarah en un estado ya de casi locura, no tuvo que pensar mucho, había encontrado la causa de los males. La maldición pronto tomaría forma por sí misma.

El plan para el médium y sus cómplices iba viento en popa, Sarah de edad ya mayor y casi entrada en la locura haría todo lo que ellos, los llamados expertos, pidieran que hiciese. Para ellos, Sarah no era una historia de dolor, sino 20 millones de dólares que podían obtener.

El grupo de farsantes dirigido por el médium, pronto pidió a la viuda sumas grandes de dinero por sus servicios y también, la petición de los espíritus por que construyera una gran mansión, la cual tendría que estar en permanente construcción las 24 horas del día. Nunca podía parar de construirse esa casa, que los espíritus habían pedido desde el más allá.

Todo salía a pedir de boca para el grupo de farsantes, pues la viuda pronto compró un gran terreno en San José, California y mandó comenzar la obra. Ella dedicaría toda su vida restante a complacer los mandatos de los espíritus, bajo amenaza de que si no cumplía algo ellos la castigarían, pero por otro lado tenía que seguir pagando a estos farsantes que día a día, por el bien de Sarah, le iban diciendo directrices de aquellos fantasmas. Fueron 38 años, en los que la viuda Sarah se encontró construyendo una casa, para nadie, pagando a unas personas que no hablaban con nadie y menos con fantasmas. Cada día ella tuvo que soportar ver pasar a cuadrillas y personal diverso por sus pasillos, haciendo una u otra labor de construcción en su hogar maldito. Llego a tener una altura de siete plantas y cientos de habitaciones. Ni el terremoto de 1906 pudo parar su construcción, solamente modificó los planos adaptándola a cuatro.

La Mansión Winchester

Fue tal la obsesión por la construcción, que cuando ya no fueron posibles ampliaciones o nuevas construcciones en el exterior, se hacían reformas dentro de la casa absurdas y con descabellados elementos o secciones. Actualmente hay que tener cuidado de entrar en dicha casa sin un guía que nos muestre el camino o alguien que conozca la casa, pues es un verdadero laberinto. En ella se ven escaleras que suben o bajan,  que al llegar a la planta dan a una puerta que nos remite a otra escalera, o simplemente puertas que no dan a ninguna parte. Hay muros que cortan pasillos y pasillos que no tienen fin.

Historia de la MANSION WINCHESTER Winchester House Casa Winchester

Escaleras Masión WinchesterWinchester Mystery House Winchester

Mansión de la familia Winchester Fantasmas

En la actualidad, la casa consta de 160 habitaciones, 6 cocinas de gran tamaño, 13 baños y diversos salones que hacen de conexión a esos largos y fríos pasillos. Sin duda, la casa cobró vida en la locura de la mente de Sarah, alimentada por las malas intenciones de estos personajes oscuros. La casa y su construcción eran una misma persona, a la que Sarah se vio obligada a alimentar, a base de ladrillo y dinero.

A los 83 años de edad, Sarah dejo el mundo de los vivos, para encontrarse con sus ansiados seres queridos. No sabemos si ellos estaban allí esperándola, no sabemos si ellos fueron verdaderamente los que querían que construyera esa casa para morar en ella los tres juntos en su reencuentro. Lo que sí sabemos, es que la locura le hizo construir una de las mayores mansiones de la época, valorada en esa época en 5 millones de dólares.

Finalmente, su sobrina pudo venderla a un inversor por tan sólo 135.000 dólares. Este si supo sacar partido a la locura de los Winchester y actualmente es una de las casas encantadas que más visita tiene en Estados Unidos.

Es sin duda la historia de una casa nacida de la locura, enferma desde sus cimientos, en donde el cuerdo se convierte en desequilibrado y en donde la locura de Sarah, encontró la cordura…

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s