JACK EL DESTRIPADOR

Cientos de cientos de misterios y leyendas se ciernen sobre el asesino inglés de abrigo largo oscuro y sombrero. Muchas respuestas se han dado para aclarar los casos de asesinatos llevados a cabo por este enigmático personaje, pero lo cierto es que pocas han ayudado a resolver los casos. Se ha dicho que fueron llevados a cabo por algún personaje con intenciones satánicas, otros por el contrario culpan incluso a miembros de la casa Real inglesa, otros simplemente apuntan a un personaje poco estable mentalmente y con una gran sed de odio y venganza por su forma de terminar los crímenes.

Pero para aclarar toda esta historia que se cierne sobre las calles oscuras y con densa capa de niebla inglesa del Londres Victoriano, tenemos que acercarnos y comprender la situación de ese sitio. El Londres Victoriano se dividía entre el West End, lugar de alta clase social y con personajes reputados de la sociedad media-alta inglesa, y por otra parte la zona de East End, ésta era una zona muy pobre, con más de 900.000 personas que vivían en condiciones realmente duras e insalubres. En esta zona había divisiones, una de estas divisiones es la que nos concierne en el caso de los asesinatos, Whitechapel. Era una zona donde la miseria estaba en plena calle, donde mucha gente se dedicaba a la mendicidad o simplemente al pillaje. Para el caso de las mujeres era más tormentoso, muchas de ellas no tenía  dinero para alimentar a sus hijos, por lo que tenían que adentrarse en las calles frías del lugar para dedicarse a la prostitución.

Alargando más la lupa de la investigación del entorno de los crímenes es importante decir que todo aquel Londres Victoriano, era la capital del Imperio Británico. Este Imperio, que se extendía por todo el planeta, estaba dirigido por la Reina Victoria, la cual tenía un heredero varón, el Príncipe Eduardo VII. Es sabido que la reina y el rey consorte, eran Francmasones y protestantes. Para muchos ésta es una simple información adicional, pero para otros es una pieza clave en la investigación. De tal modo, la logia Francmasónica más importante del momento era la Royal Alpha Lodge, también conocida como “Príncipes de Sangre Real”. La sede de esta organización misteriosa no era otra, ni más ni menos, que Kensington Palace. Muchos señalan como cerebro de los crímenes a estas organizaciones misteriosas y siniestras, sobre todo a estos “Príncipes de Sangre Real”.

Sabido esto y haciéndonos una idea de la situación del país, tenemos que conocer las técnicas de la policía de esos momentos. En 1888 se desconocía completamente el ADN, así como tampoco se sabía la utilidad de las huellas dactilares. Todos los casos se resolvían por las astucias de los policías e inspectores del cuerpo. A este cuerpo pertenece el inspector Abeline de Scotland Yard, cuando comienzan los asesinatos ese mismo año en Agosto y se prolongan hasta Noviembre. Se sabe que fueron 5 víctimas, según la investigación, pero se cree, a día de hoy, que pudieron ser muchas más. Son crímenes crueles y violentos, que hasta ahora no se habían dado en la sociedad inglesa del momento, por lo que pronto hizo que en los periódicos del momento, al autor de estas matanzas se le conociese como JACK EL DESTRIPADOR.

El primer crimen fue el de Mary Ann Nichols, asesinada el viernes 31 de agosto de 1888 a la edad de 43 años. La segunda víctima no tardó en aparecer en las calles, de tal modo que el 8 de Septiembre de 1888, es encontrada asesinada Annie Chapman. Todo hacía pensar a la policía que estos crímenes seguirían, y de este modo fue así. El 30 de Septiembre de 1888, se encuentra a Elizabeth Stride, también se encuentra  Catherine Eddowes y la última víctima oficial el viernes 9 de Noviembre de 1888 a la edad de 25, muere asesinada Mary Jane Kelly.

En varias ocasiones, el supuesto autor de estos crímenes había contactado con los policías encargados en el caso, jactándose de sus actos y advirtiéndoles que esto sólo era el principio. En una de estas cartas decía lo siguiente:

“Querido Jefe, desde hace días no dejo de oír que la policía me ha atrapado, pero en realidad todavía no me ha pillado. En mi próximo trabajo le cortaré la oreja a la dama y se la enviaré a la policía para divertirme. No soporto a cierto tipo de mujeres y no dejaré de destriparlas hasta que haya terminado con ellas. El último es un magnífico trabajo, a la dama en cuestión no le dio tiempo de gritar. Mi cuchillo está tan bien afilado que quiero ponerme manos a la obra ahora mismo. Me gusta mi trabajo y estoy ansioso de empezar de nuevo, pronto tendrá noticias mías y de mi gracioso jueguecito”.

Según cuentan algunas teorías un tanto enigmáticas, pero no por ello menos ciertas, la causa principal de aquellas muertes, procede de un personaje un  tanto misterioso, el Duque de Clarence, conocido como Eddy. Se dice que Eddy visitaba a menudo a una chica católica en East End, Annie Crook. Ella, por causas de sus encuentros amorosos con el Duque, había quedado en cinta, algo que la nobleza inglesa no estaba dispuesta a permitir. Incluso se supo que el Duque podría haberse casado en secreto con esta mujer. Annie Crook fue llevada a un Hospital Psiquiátrico para aislarla. Es en este lugar donde da a luz. Para ocultar todo, ella sería enviada a trabajar como sirvienta. Todo parecía ir por buen cauce para que nadie sospechara de la relación del Duque con esta mujer, y menos que de una de sus relaciones hubiera tenido un primogénito. Pero las amigas de Annie hicieron algo que les llevaría a su muerte. Ellas conocían que su amiga había estado llevando una relación amorosa con el Duque, y más aún sabían del parto. De este modo, intentaron sobornar a la realeza mediante una carta, en la que pedían dinero a cambio de su silencio. Es ahora cuando supuestamente, todo el engranaje se mueve para  que todo se oculte, al precio que fuese.

Según Colin Rivas, los culpables de estas matanzas serían: William Gull, Randolph Spencer Churchill (cochero que los transportaba a Whitechapel), John Netley (el que vigilaba todo) y J.K. Stephen (que llevaba a último término las acciones). Según los investigadores que aportan esta teoría, fueron ellos los que para cubrirse inventaron la silueta de Jack el Destripador. Si la gente pensaba que los crímenes eran realizados por un personaje misterioso y oscuro, que asaltaba a las chicas de noche, nunca pensarían en ellos como culpables, y menos pensarían en una implicación de la nobleza y la realeza del momento. Pero lo cierto sobre el nombre de Jack el Destripador, es que  fue Andrew Cook, en su libro “Jack  the Ripper”, quien señala que el periodista Frederik Best, el cual trabajaba en el periódico Star, el que le  da este nombre al asesino misterioso.

No es la única teoría en el misterioso caso de las mujeres asesinadas en Whitechape. De este modo, en 1970, el doctor en criminología, Thomas Stowel, saca a la luz un artículo en el que asegura que Sir William Gull, médico de la reina, era el culpable de todos los asesinatos junto con Eddy. Se asegura que no sólo fueron cinco las víctimas, sino que pudieron llegar a once. ¿Por qué esa cifra? Seguramente porque es un número muy importante para la masonería.

La vedad es que poco se sabe, no se ha llegado a la conclusión de si era un grupo, un sólo individuo, un complot o simplemente un asesino en serie. Después de estos asesinatos, las mujeres tenían miedo a salir a las calles, pensaban que quizás el destino cruel las había marcado para verse con aquel misterioso hombre de capa negra y sombrero, que viajaba en carruaje oscuro. A día de hoy, algunas veces cuando se echa la niebla sobre las calles de Whitechapel, los vecinos y viandantes que pasan por las zonas donde se cometieron los crímenes, miran a la niebla y recuerdan que allí se cometieron los crímenes y que el asesino nunca se cogió.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s