SS OURANG MEDAN

SS OURANG MEDAN

“Todos los oficiales entre ellos el capitán han muerto, se encuentran tendidos en el cuarto de mando. Posiblemente toda la tripulación este muerta”

En 1947 este mensaje fue recibido en el estrecho de Malaca (estrecho que separa por mar Indonesia y Malasia) por dos buques comerciales estadounidenses. El origen de estas desesperadas y misteriosas palabras era el buque SS OURANG MEDAN. No solamente había quedado recogido el mensaje de auxilio por estos buques cercanos, sino también para dejar constancia de la existencia del mismo quedo recogido en los puestos de escucha británicos y holandeses de la época.

El buque que se encontraba navegando más cerca del orígen del macabro mensaje era el SILVER STAR. Su capitán no  tardaría  en romper su ruta martítima y poner rumbo a la situación del SS OURANG MEDAN para auxiliarle. Todo parecía seguir los pasos acordados y establecidos para estos casos, pero esta vez, tanto para el mismo capitán del SILVER STAR, como también para su tripulación, no se iban a encontrar un barco en apuros  con tripulantes expectantes a un rescate.

En un primer momento el barco del que había salido el mensaje de auxilio parecía tranquilo siguiendo una travesía inexplicable para los ojos de los marineros del buque americano que, rápidamente habían acudido a la misteriosa llamada. Desde el puente se intentaba la comunicación con el SS OURANG MEDAN, pero nadie respondía a sus  mensajes, sólo se escuchaba como respuesta a sus preguntas el ruído de las olas marítimas creando , sino era ya, un clima de misterio que nadie podía ya quitarse de su mente.

Ante la imposibilidad de contactar con el buque, el capitán inició las maniobras de acercamiento al mismo para poder saber que ocurría en la cubierta y el interior del  silencioso buque.

Al llegar a la cubierta del barco, nada predecía ver lo que verían alestrecho de malaca abordar el barco. La imagen encontrada en su cubierta era dantesca, los cuerpos de los marineros de orígen holandés se encontraban muertos esparcidos por toda la superficie. La visión de este panorama de muerte y misterio pronto corrió como la polvora entre los voluntarios marineros que habían subido al buque para proporcionar ayuda a la tripulación del Medan, dejando un clima peligroso de nerviosismo entre ellos. El nerviosismo no hizo más que agrandarse en sus interiores, cuando se produjo el descubrimiento de la mascota del buque, un perro que también raramente había corrido la misma suerte que sus amos.

Todos habían muerto, dejando en sus rostros la marca de la última visión que había precedido a su muerte. Sus rostros estaban desencajados y reflejaban una agonía que pronto se trasladó a los mismos rostros de los marineros del buque americano. Algo les había sucedido, algo que en sus retinas había quedado marcado como si fuera la imagen de la misma muerte.

Como la nota decía en el cuarto de mando se encontraron a todos los oficiales del buque, todos incluído también entre ellos al capitán del mismo. Todos habían corrido la misma suerte que su tripulación y por sus rostros , a todos les había llegado la fría muerte de una forma atroz  inmortalizada en el lienzo de sus rostros. Unos rostros de pavor en donde sus ojos se perdían en la inmensidad dejando paso  al oscuro túnel de su boca desgarrada que daba cobijo al miedo sufrido.

Por orden de los oficiales de rescate , inmediatamente se pidió a los tripulantes del Star que comenzaran la búsqueda por el buque de alguna pista que pudiera solucionar este macabro puzzle encontrando en estas frías aguas. En la inspección del buque se encontró la sala del telégrafo, lugar de  donde había procedido el mensaje que auxilio que había sido el pistoletazo de salida de esta terrorífica historia. El oficial de comunicaciones se encontraba dentro de esta sala, por la postura de su cuerpo al morir se pudo  descrifar facilmente que había muerto mandando el último mensaje de vida y muerte del SS OURANG MEDAN.

La tripulación estadounidense en sus relatos sobre lo ocurrido en la cubierta y en el interior del mercante auxiliado en alta mar, dejó claro en sus escritos una cosa común que caracterizaba el ambiente y no eran los cuerpos de los fallecidos, sino el ambiente gélido y de muerte que envolvía a los cuerpos, haciendo de esta imagen, una escalofriante y grotesca visión.

A día de hoy se sabe que el buque SS OURANG MEDAN era de nacionalidad holandesa, pero en el registro de navieras holandés de la época no se  encuentra a ningún buque con ese nombre. Tampoco se ha sabido  si llevaba material tóxico que pudo por causa de la mar descontrolarse en el interior del buque y causar por este motivo la muerte agónica de su tripulación. El no tener  registros tanto del buque como de la carga, hace esta historia aún más escalofriante y misteriosa.

En el Acta del Consejo de la Marina Mercante de 1952 fueron recogidas estas palabras , dejando para la posteridad misteriosa historia macabra del último viaje del SS OURANG MEDAN y sus  desgraciados tripulantes….

” Sus rostros congelados estaban mirando hacia el sol, miraban fijamente, como si tuvieran miedo… tenía la boca abierta y una mirada fija “

La Desaparación de la tripulación del Mary Celeste

La historia que se cierne sobre el Mary Celeste, es sin duda una de las historias de desparaciones más enigmáticas de la navegación marítima. Es una historia cercana a nuestros tiempos y cercana a nosotros, pues el tramo de esta historia misteriosa se encuentra en aguas cerca de las costas de Gibraltar y Cádiz. El Mary Celeste, capitaneado por Benjamin Briggs partió del puerto de Nueva York y en su interior había una tripulación de 8 marineros, la mujer del capitán y su hija. Contenía una carga de 1700 barriles de alcohol que tenían que ser llevados a Génova.Una carga que nunca llegaría a su puerto de destino, igual quela misma tripulación del dicho mercante….

Todo comienza el 5 de Diciembre de 1872, cuando el Mary Celeste es encontrado por la bric-goleta Dei Gratia, navegando sin rumbo y sin dar señales de presencia humana en su interior. El capitán del Dei Gratia, sorprendido ante este hallazgo, no creía lo que veía, era un barco que navegaba silencioso entre un mar tranquilo, sin ninguna tripulación a simple vista. Esta imagen de barco fantasma sería demostrada, cuando se acercan para investigar y se sitúan al costado del misterioso barco apacible en medio del gran mar. El capitán del  Dei Gratia (Moorhouse), mediante un megáfono intentó llevar comunicación con el puente del Mary Celeste o con algún marinero del  barco, pero lo cierto es que nadie, ni una sola palabra, ni un solo sonido de una voz humana se escucharían en respuesta de estos llamamientos del capitán del Dei Gratia.

Acto seguido, mandado por el capitán del Dei Gratia, el primer oficial abordo del mismo, Olly Deveau toma 5 hombres de la tripulación  y se introduce en el Mary Celeste. Fueron estos hombres los que confirmaron el misterio, el barco estaba vacío, no había rastro de nadie de la tripulación, así como tampoco del capitán del navío. Lo misterioso, es que los botes del barco, estaban sin arriar, el cargamento del navío intacto y misteriosamente, todo lo relacionado con la vida del barco en su interior estaba intacto. Encontraron joyas, dinero, oro, libros, muebles, cartas personales, prendas de vestir..etc. Entre las cosas más enigmáticas que encontraron fue ver como en la cocina, todavía había una cacerola con un pollo recién cocido y unos vasos de té todavía tibios en la mesa. Parecía como si hubieran desaparecidos por arte de magia. Era un barco con signos de vida, sin ningún vivo dentro del mismo. No cabía duda, que el misterio del Mary Celeste y su maldición como barco fantasma, no había hecho más que empezar.

Pronto la tripulación del Dei Gratia comenzó a pensar en distintas causas por las que el navío pudiera estar vacio  navegando solitariamente por aquellas tranquilas aguas. Se investigó si el barco  se estaba hundiendo o si tenía alguna fuga importante, que hiciese crear la alarma y abandonar el buque por su tripulación, pero pronto se aclaró esta incógnita al saber que estaba en perfecto estado. También al ver el interior del barco y como estaban los utensilios correctamente dispuestos y sin signos de un movimiento brusco se descartó que por un movimiento marítimo o un temporal la tripulación hubiera caído al mar.

Al entrar en la camareta del capitán se encontraron también con la última anotación del mismo, fechada el 24 de Noviembre. Una anotación que no contenía nada de extraordinario ni misterioso que pudiera aclarar lo ocurrido en el barco. Ante todo este misterio, el primer oficial Olly Deveau informó a su capitán, Moorhouse, de lo que habían visto en el interior. Este ante lo ocurrido no pudo nada más que decantarse por la hipótesis del temporal, una hipótesis que pronto fue rebatida abiertamente por su primer oficial, que confirmó su desacuerdo mediante estas palabras:

He encontrado una máquina de coser y sobre ella un frasco de aceite que difícilmente hubiera aguantado ahí de haber sufrido un fuerte oleaje”

El misterio y miles de preguntas se cernían sobre las mentes de estos hombres en medio del inmenso mar… ¿Que había sucedido con la tripulación? ¿Por qué huyeron? ¿Cómo escaparon sin usar ningún bote de salvamento? ¿No dejaron restos de su marcha? ¿Por qué cocinar un pollo asado y poner té, para no tomárselos?

Ante todos estos misterios, el capitán Moorhouse decidió pasar algunos hombres al barco fantasma, quería llevarlo al puerto más cercano, Gibraltar, donde pedir una demanda por indemnización por su recuperación. Al llegar a puerto, el Presidente del Consejo Marítimo de su Majestad, Mr.J.Solly Flood, rápidamente enterado del caso comenzó una investigación para resolver todas las respuestas, a estas preguntas un tanto enigmáticas. Toda la tripulación del Dei Gratia fue interrogada en los días venideros del 18 y 20 de Diciembre. Pero ante lo declarado por la tripulación, la investigación no podía nada más que avanzar hacia la incógnita de lo sucedido. De este modo, después de barajar muchas hipótesis, la investigación llegó a la conclusión lo siguiente:

“La tripulación consiguió apoderarse de la carga y los marineros en plena borrachera, asesinaron al capitán y a toda su familia, huyendo a bordo de otro barco”

No había pruebas de ello, pero era la teoría más coherente que podían pensar sobre la desaparición del capitán y su familia, así como de la tripulación. Ante esta versión oficial de cómo pudieron ser los hechos, muchas personas pronto replicaron lo dicho. Este es el caso de Shufeld, el cual incluso presentó una alegación, argumentada en que si era cierto que hubo una pelea en su interior o signos de violencia, no había rastro de ella. Por esto él argumentó, que en su opinión había sido abandonado por el capitán y los tripulantes en un momento de pánico colectivo injustificado, por culpa de intuir una gran tempestad que pudiera llegar en cualquier momento.

Lo cierto es que esta teoría tampoco solucionada nada, y es más, es menos creíble. Si como dice Shufeld, se produjo una huída de una u otra forma, los botes salvavidas se habrían utilizado en dicha huida. Otra teoría que pronto se sumaría a las dadas para resolver el problema de la desaparición de la tripulación del Mary Celeste, fue la del cargamento. Dentro del depósito donde se encontraba la carga del buque, se apreció como había barricas abiertas y vacías, como también algunas dañadas. Esto produciría una gran acumulación de gases, lo pudiera a dar a una explosión. Pero lo cierto, es que no había rastro de aquella explosión y menos de la huida de la tripulación, que necesariamente, hubiera utilizado los dichosos botes salvavidas. También se pensó en una conspiración de los dos buques para cobrar una gran cantidad del rescate, pero todo se desvanece, cuando el 14 de Marzo de 1873, el tribunal marítimo de Gibraltar concede la ridícula suma de 1700  libras al capitán del Dei Gratia y a su tripulación, por el rescate del Mary Celeste.

Durante muchos años, se ha intentado saber lo ocurrido en la cubierta y el interior del Mary Celeste, pero no se ha podido llegar a una conclusión definitiva…

¿Qué fue de su tripulación? ¿Qué paso para no probar ni el té ni el pollo cocinado? ¿Por qué no utilizaron los botes salvavidas si había un temporal? ¿Dónde estaban los restos de una posible explosión?… 

El Faro de la Isla Flannan..

FARO ISLA DE FLANNAN

Si hay un Faro especialmente misterioso en Escocia, es el de las islas Flannan. Este faro de aparencia normal, tiene a sus espaldas una historia no sólo inquietante y misteriosa, sino también trágica. Tenemos que remontarnos al 26 de Diciembre de 190o. Ese día como tantos de otros, el barco de sumistros Hesperus, que suministraba víveres a los habitantes de aquellos islotes, que no eran más que unos pocos hombres al cuidado del faro y del mantenimiento de unas instalaciones, hacía el recorrido habitual. Por culpa del mal tiempo, algo habitual en la zona, no pudo acercarse a repartir los suministros a los fareros, y se retrasa unos días. Cuando toda la tormenta amaina, deciden ir  y terminar el reparto. La tripulación del Hesperus comienza a mandar señales a los fareros, los cuales siempre los recibían con banderas y actos de algría,normal en personas aisladas en unas islas pequeñas y de difícil acceso, que sólo gracias al Hesperus, tienen contacto una vez cada cierto tiempo con el mundo.

Pero lo cierto , es que esta vez…ya nada seria igual. La tripulación del Hesperus, reitera las llamadas a la sala de control del Faro avisando su llegada con los víveres, pero nadie responde a ellas. En un primer momento no cunde el pánico, ya que lo más seguro es que el personal estaría haciendo algo por la isla, como tareas de mantenimiento,dando un paseo,pesca..etc. Uno de los primeros en preocuparse de la situación fue un tal Moore. Este viajaba en el barco para reincorporarse a las tareas de mantenimiento de la isla y del faro, ya que había estado en sus vacaciones y al terminarse volvía a la isla. Cuando atracan en el puerto de la isla, el capitán del Hesperus y varios hombres, entre los que hay que mencionar a Moore, deciden subir al faro, para ver si todo estaba bien y para hablar con el personal de la isla. Es ahora…donde todo lo que parece normal se inclina a misterioso.

Se acercan a la puerta del faro y Moore, toca a la puerta para que les abran, pero nadie responde, ni nadie les abre dicha puerta. Deciden insistir y como no hay señal, derriban la puerta. Todo el interior del faro, esta en perfecto estado, sólo que faltan las personas. La mesa estaba puesta con comida, la chimenea encendida y las camas arregladas .Parecía como si hubieran desaparecido por arte de mágia. Es importante ver que aunque todo estaba en orden y no se habían encontrado a las 3 personas de mantenimiento, había dos objetos que llamaban la atención, un relog parado a las 09:30 y una silla tirada hacia atrás.  Esta silla dió que pensar sobre posibles acontecimientos ocurridos durante el temporal en la isla, que explicaran todo. De este modo la versión más sensata dada, es que el hombre encargado dentro del faro, pudo ver como se acercaban olas de gran tamaño y fue a avisar rápidamente  a sus 2 compañeros que estarían haciendo trabajos cercanos a la costa. No llegaría a tiempo y las olas habrían arrastrado al fondo del mar a sus compañeros a lo cual saltó para ayudarles, siendo esa la acción que causaría su muerte y la de sus compañeros, ya que según la teoría del ahogamiento, el mar con gran fuerza hizo imposible poder regresar a los 3 fareros y se ahogaron.

Pero lo cierto, es que  no es tan fácil de resumir este episodio trágico en la Isla de Flannan. Se descubrió que los equipos especiales para días de tormenta, como los que habían pasados no estaban. Incluso aún más misterioso, fue encontrar todo el material de socorro que había en la zona pegada a la isla, el cual era  bastante considerable para la época, intacto. Nadie los había tocado, algo raro, ya que por lo menos si ves a tus compañeros ahogándose, lo mínimo que haces es  tirar un par de salvavidas, cuerdas..etc. Si esto es sumamente curioso como mínimo, más curioso fue observar como la puerta que habían tirado abajo para entrar en el faro, se encontraba  cerrada desde dentro, algo imposible si el operario saló corriendo para intentar salvar las vidas de sus compañeros……. ¿Quién cerro la puerta con llave desde dentro? ¿Por qué no se utilizan los aparatos de rescate?     ¿Cómo desaparen los equipos especiales de tormenta?

La Marina Real Británica, pronto se hizo eco del asunto y mando investigar lo ocurrido. Al no tener respuestas a estas incógnitas, ni los cuerpos , optaron por la versión de que los fareros se habrían ahogados al intentar salvarse unos a otros. Pero el misterio de esas preguntas no fue resuelto.

EL BAYCHIMO….

La fotografía en la cabecera , es el buque “EL BAYCHIMO“. Su história deja varados y helados a los que la escuchan , igual que en dejo helados  a sus marineros en 1931. Este barco fue construido en  en Suecia en 1914. Era un simple carguero de la época que transportaba  pieles y enseres a las poblaciones más al norte de Canadá. El buque era un barco diseñado para soportar las condiciones climáticas de los mares situádos al norte del emisferio, de este modo era capaz hacer frente a icebergs y a las condiciones de frío polar. Su navegación por estos mares era regular hasta el 6 de Julio de 1931, ese día ya nada fue como entonces era. Zarparía de Vancouver para realizar su recorrido habitual. En dicho buque además de llevar las mercancias diversas para el comercio realizado, llevaba también una tripulación comprendida en 36 marineros y como capitán a John Cornwell.La climatología era adversa siempre, pero esta vez ocultaba una sorpresa trágica. Durante ese año los vientos y heladas arremetieron de una forma mucho más fuerte, haciendo que el mar se conjelara formando bancos de hielos. Sólo quedaba un estrecho paso por donde poder navegar.

El  Baychimo  advertido de este pequeño paso se encaminó a transpasarlo, con la sorpresa de que el hielo obstruyó el camino del buque  dejando al barco y a su tripulación barados en unas condiciones climáticas muy adversas y traicioneras (1 de Octubre). Mirando la cartografía pudieron encontrar cerca de su posición una pequeña aldea de Alaska, llamada Barrow. En este lugar su compañía había creado cabañas, como refugio a una posible tormenta de nieve y frío que a los marineros pudiera sorprender en alta mar. El capitán advertido ya de esta información, pronto desencadeno la marcha hacia ellas. Una marcha de 1 kilómetro aproximado de distancia, entre el más inmenso frío que hacía baj

ar aún más la sensación térmica que estos marineros pudieran tener. En estas cabañas permanecieron 2 días, muertos de frío y en condiciones penosas. Pero, este no sería el final de su historia y la del Baychimo, pues las acciones que ahora pasarían, no pueden ser más que encaminadas a

la palabra misterio.

La tormenta por la cual su barco había quedado encallado en el hielo y por la que ellos estaban pasando estas penurias habia arremetido y les dejaba marchar, incluso su barco, el Baychimo ya no estaba encallado en los hielos. Esta situación sorprendio a todos,pero sin dudarlo corrieron hacia el navío ahora libre, para poder recobrar su ruta hacia zonas seguras. Durante 3 horas aproximadamente el barco se dirigió hacia el Oeste. La tripulación hablaba de milagro y de que habían sobrevivido a una catastrofe ya anunciada. Esta esperanza recobrada y el ánimo de los tripulantes se rompió cuando nuevamente el hielo abrazo el barco y no le dejaría otra vez marchar. La tripulación volvió a vivir las situaciones dramáticas anteriores, en donde el frío y el hambre  comenzaban a hacer estragos. La situación para la compañía ya era insostenible y comenzó a pensar en el rescate de la tripulación.

Desde la base aérea de Nome, la compañía mandó dos aviones para socorrer a la tripulación. Recogieron a 22 hombres, dentro del Baychimo todavía quedarían, el capitán y 14 marineros. Estos con la esperanza de que el frío y el hielo arremetiesen con el paso del tiempo, tenían pensado salvar el buque y dirigirlo a zona segura. La situación no cambiaba y decidieron construir un pequeño refugio en las zonas cercanas al buque. El 24 de Noviembre, todo empeoró cuando una gran tormenta inmovilizo a los marineos y a su capitán en el refugio.

Cuando la tormenta amaina y salen de su refugio, que les había salvado la vida, sorprendidos vieron como no había nada antes sus ojos…. sólo hielo. El barco, El  Baychimo, había desaparecido. Sólo se les podía pasar por la mente que alomejor la gran tormenta de viento y nieve, que había vivido , habría despedazado el buque por completo y si había dejado algo, estaría enterrado bajo metros de nieve y hielo. La tripulación después de investigar los alrededores y no encontrar nada, se dirigieron a tierra firme. BAYCHIMO

Lo misterioso, es que días más tarde este mismo barco, El Baychimo, era visto por un cazador de focas a unos 70 kilómetros de donde por última vez se le vió encallado. Los esquimales indicaron a la tripulación donde vieron al barco. Sorprendidos, la tripulación  despues de pensar mucho el futuro de este buque que había sido su hogar durante tanto tiempo y que les había hecho pasar penurias, llego a la conclusión que el barco no se podía salvar, pero su carga  podía ser salvada. De este modo comenzaron a sacar las mercancias más valiosas y un avión de la compañía los llevó a salvo, a ellos y a la mercancia. Era la última vez que verían al Baychimo el cual se hundiría o se destrozaría con el paso del tiempo por su mala situación. Pero lo cierto es que el misterio sobre este barco, no había hecho nada más que empezar, pues el 12 de Marzo de 1932, Leslie Melvin, un cazador   divisó otra vez al misterioso Baychimo. Este flotaba tranquilamente cerca de la costa, lo que ayudó a que se acercara al mismo y subiera abordo. Sorprendido vió como  no había nadie, era un barco sin tripulación, pero con mercancias. Al no poder  llevar al barco a zona segura, decide abandonarlo y dar noticia del hallazgo misterios. Después de este avistamiento, meses más tarde buscadores de petroleo también divisaron el buque y subieron al barco. Este estaba intacto, como si la tripulación hubiera hubiera desaparecido de la noche a la mañana. En 1933 se sabe que este barco ya fantasma, había volvido al último lugar donde la tripulación lo había dejado abandonado. Fue en este momento, cuando un grupo de unos 30 esquimales, se acercó al barco y subieron para sacar más información de este misterioso hallazgo. Cuando estaban dentro del buque, se levantaría una gran tempestad que hizo que pasaran 10 días entre las paredes del misterioso barco. En julio de 1934 un grupo de investigadores y exploradores que navegaban en una goleta visitaron el barco y permanecieron también  en él  algunas horas. En 1939 fueron muchas las personas entre, exploradores,comerciantes y aviadores que pudieron ver otra vez al Baychimo navegando placidamente por las aguas del Norte. En 1939 un grupo de esquimales lo vió solitario a miles de kilómetros de las aguas heladas.

En 1969 fue la última vez que se divisó al Baychimo, nada más y nada menos que 38 años después de haber sido abandonado a su merced en las frías aguas del norte. Nada se sabe a día de hoy del Baychimo, ni su situación , ni si se ha hundido………..

                                                        Siemplente ha desaparecido.

BARCO BAYCHIMO